Remedios Caseros para la Gingivitis

Las llamadas “encías sangrantes” son un problema más que frecuente en cuanto a salud dental se refiere. La gingivitis presenta inflamación, sangrado y dolor al cepillarse y está causada por la acumulación de placa en los dientes (una película pegajosa y transparente que deriva de los alimentos).

Cuando el tejido de la encía está irritado ante cualquier roce o movimiento puede brotar sangre. Por ello es tan común cuando nos cepillamos o comemos una fruta con cáscara (una manzana por ejemplo). En este artículo te ofrecemos muy buenos remedios caseros para la gingivitis.

Recetas naturales para el sangrado de encías


//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Las causas de la gingivitis son diversas, entre ellas tensión emocional, desequilibrios emocionales y hormonales, higiene bucal inapropiada, deficiencias nutricionales, consumo de ciertos medicamentos (como anticoagulantes o antihipertensivos) y enfermedades tales como la osteoporosis y la diabetes.

Entre los remedios caseros para las encías sangrantes que pueden serte de mucha ayuda encontramos:

  • En un vaso coloca agua oxigenada y bicarbonato de sodio en partes iguales. Usa como dentífrico casero y pon énfasis en la línea de las encías.
  • Corta una penca de aloe vera por la mitad (de forma horizontal) y extrae el gel. Coloca en las encías con movimientos circulares y no enjaugues.
  • En una taza pon 120 ml de agua tibia y 1 cucharadita de sal fina. Haz enjuagues bucales varias veces al día.
  • En una taza con agua echa una cucharada de cúrcuma en polvo y remueve bien hasta formar una pasta. Aplica sobre las encías, deja 5 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Prepara una infusión con 1 cucharadita de romero, 1 cucharadita de menta y 1 de anís seco en ¾ tazas de agua. Hierve 10 minutos, deja reposar otros 5 y cuela antes de usar como enjuague bucal (debe estar tibio).
  • Otra opción de té para enjuagues es el de tomillo. La proporción es de 2 cucharadas por taza de agua hirviendo. No olvides dejar reposar y enfriar antes de usar.

gingivitis

  • Mezcla en partes iguales agua tibia y vinagre de manzana. Haz enjuagues cada noche antes de ir a dormir y después del cepillado para cicatrizar las heridas en las encías.
  • En una taza de agua hirviendo echa un puñado de hojas de salvia. Tapa y deja refrescar. Cuela y haz gárgaras con la infusión, que funciona como antiséptica y limpiadora.
  • Otras recetas de tisanas que luego sirven como enjuagues bucales anti gingivitis son: equinácea (1 cucharada por taza de agua), malva seca (2 cucharada cada taza), ruda (1 puñado por litro de agua( y geranio (2 cucharadas por taza de agua). El procedimiento es igual al anterior.
  • Mezcla 1 gota de aceite esencial de naranja, 4 gotas de aceite esencial de mirra, 8 gotas de aceite esencial de árbol de té, 3 gotas de aceite esencial de limón y 2 cucharadas de aceite esencial de almendras. Realiza masajes circulares en las encías.
  • Forma una crema o pasta con 1 y ½ cucharadas de aceite de coco y 2 de bicarbonato de sodio. Usa como el dentífrico habitual 2 veces al día.

Por último te recomendamos que te cepilles los dientes con cepillos de cerdas suaves, uses hilo dental encerado y visitar al dentista al menos dos veces al año.

Para ver la entrada completa haz click aquí: Remedios Caseros para la Gingivitis – De Nuestro Blog www.SiendoSaludable.com