¿Qué es la leucorrea? ¿Cómo tratarla?

El flujo vaginal es muy importante en las mujeres ya que tiene como objetivo mantener la vagina húmeda, sana y libre de bacterias. Sin embargo cuando la cantidad, el color y el olor cambian puede deberse a una infección o algún otro problema.

Millones de pacientes consultan sobre esta condición que los médicos llaman “leucorrea” y que básicamente se trata de un exceso en el flujo vaginal. En este artículo te contamos cuáles son las causas, los síntomas y por supuesto los remedios caseros para tratarlo.

Leucorrea: ¿por qué se produce?

Cuando existe una irritación en la vagina y en la membrana mucosa del útero el aparato reproductor produce más flujo. En circunstancias “normales” es un fluido transparente e inodoro pero cuando se torna blanquecino o amarillento y tiene olor fétido quizás se deba a algún desequilibrio interno.

Los expertos en ginecología nos indican que existen dos tipos de leucorrea: Patológica (cuando la dieta es desequilibrada, inadecuada e incompleta) o Fisiológica (cuando se debe a diversos factores como ser los nervios, la pubertad, el embarazo, la ovulación y el sexo).

Dentro de los principales causantes de leucorrea encontramos:

Cuerpos extraños

Introducir objetos en la vagina (papel, algodón, tampones, anticonceptivos, etc) provocan infección y exceso de flujo con olor fétido. Las lesiones provocadas por los cuerpos extraños sanan tras la extracción de los mismos.

Es importante aprender a usar tampones ya que pueden causar complicaciones más allá de la infección o la leucorrea (incluso puede ser mortal).

Infecciones bacterianas

Son una de las principales causas de flujo vaginal excesivo sobre todo en las mujeres premenárquicas y posmenopáusicas que presentan una flora bacteriana mixta. La vaginosis bacteriana en las mujeres adultas con vida sexual adulta es producida por una bacteria llamada Gardnerella Vaginalis y eleva el pH del fluido. Provoca mal olor y secreción blanca o grisácea.


//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Infecciones virales

Los virus que afectan el tracto genital inferior son asintomáticas porque comprometen la piel de la vulva. La excepción son el Virus del Papiloma Humano (HPV) y el Herpes simples que causan ulceraciones superficiales, secreción vaginal profusa y condilomas en la mucosa vaginal.

Candiadisis

La leucorrea intensa es uno de los síntomas de esta infección por Cándida Albicans frecuente en las mujeres y viene acompañado por ardor tras la micción, picores y mal olor. Esta condición se hace más presente durante la menstruación y el embarazo.

Trichomonas Vaginalis

Este protozoario causa secreción vaginal de color amarillo verdoso fétida y irritación en la vulva con ardor en la micción. Empeora tras la menstruación y durante el embarazo. En ambas etapas el pH vaginal es superior a 5.

Cervicitis

Cuando esta condición está asociada a la hipertrofia de la mucosa endocervical produce secreción excesiva de flujo. La mucosidad puede alterar el pH de la vagina y por lo tanto facilitar la proliferación de organismos patógenos.

Remedios naturales para tratar la leucorrea

Además de la higiene adecuada y diaria de la zona, usar ropa interior de algodón y cambiarla cuando está mojada o húmeda así como también el empleo de jabones neutros (sin perfume) y llevar una dieta balanceada (que incluya muchas frutas y verduras) pueden ayudar bastante a mejorar el cuadro. También te recomendamos los siguientes remedios caseros para tratar el flujo vaginal abundante.

  • Hierve por 5 minutos 1 litro de agua con 30 gramos de romero, 30 gramos de raíz de helenio y 10 gramos de ajenjo. Retira del fuego y deja tapado 20 minutos. Cuela y divide en 8 partes iguales. Bebe dos medidas por día durante un mes.
  • Hierve durante 20 minutos 1 litro de agua, 30 gramos de té de roca y 20 gramos de tomillo. Al retirar del fuego tapa y deja 15 minutos. Divide en 6 partes iguales y bebe 2 veces al día por un mes.
  • Realiza una maceración de 30 gramos de raíz disecada de bistorta en un litro de agua fría durante 8 a 10 horas. Cuela y consume 1 cucharada en ayunas todos los días.
  • Prepara una infusión con 1 litro de agua y 50 gramos de hojas de pie de león. Emplea de forma externa cuando esté a temperatura ambiente mediante irrigaciones.

  • Hierve 15 gramos de hojas de muérdago y 1 litro de agua por 10 minutos. Cuela y deja enfriar. Coloca en un recipiente o en la bañera y realiza lavados vaginales.
  • En un mortero machaca un puñado de hojas frescas de ortiga y vierte en una taza de agua hirviendo. Deja 10 minutos, filtra y consume. Repite dos veces al día (por la mañana y por la noche) durante dos semanas.
  • Durante 10 minutos hierve 40 gramos de flores de espliego, 30 gramos de hojas de salvia, 30 gramos de mejorana y 1 litro de agua. Retira del fuego, tapa y deja infusionar 15 minutos. Pasado ese tiempo cuela y divide en 6 partes iguales. Bebe 2 veces al día durante un mes completo.

Gracias a estos remedios caseros podrás reducir el flujo vaginal excesivo. Igualmente te aconsejamos que acudas al ginecólogo para que pueda detectar cuál es el origen de la leucorrea en tu caso particular.

Para ver la entrada completa haz click aquí: ¿Qué es la leucorrea? ¿Cómo tratarla? – De Nuestro Blog www.SiendoSaludable.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s