Remedios Caseros para la Disfonía

Con el cambio de clima y la exposición al frío muchas personas “pierden la voz” o sufren de “ronquera”. En este artículo de Siendo Saludable te hablaremos de la segunda condición, cuyo término médico es “Disfonía”. No hay que confundir con “Afonía” que quiere decir ausencia de voz.

Si sueles padecer este problema apenas comienza el invierno o luego de dormir con el aire acondicionado encendido te recomendamos que eches un vistazo a este artículo. Podrás optar entre los diferentes Remedios Caseros para la Disfonía sin usar medicamentos comprados.

Aprendiendo sobre la disfonía

Ahora que ya sabes la diferencia entre la afonía y la disfonía vamos a ahondar un poco más en este trastorno tan frecuente cuando cambia el clima (en la mayoría de los casos). Los problemas para hablar correctamente se deben a una inflamación de la laringe o de la faringe. Otra opción es cuando se sufre de amigdalitis.

Si bien es un trastorno común es más frecuente en los fumadores, los que beben alcohol y los que usan mucho la voz (cantantes, locutores, oradores, maestros, etc). Las emociones como la ira, la angustia o el enojo pueden provocar problemas vocales.

Gritar o hablar más alto que lo común, tener tos, inhalar humos o gases irritantes, tener nódulos o pólipos en las cuerdas vocales o ingerir bebidas muy frías o muy calientes también son causantes de disfonía.

Female holding throat

Remedios naturales para la Disfonía

Desde que comienzan los primeros síntomas de alteraciones en la voz es preciso emplear cualquier receta casera que trate el problema, lo suavice y prevenga que se agrave. Entre los más eficaces y populares remedios naturales para la disfonía encontramos:

Consume un té de jengibre. La proporción es de una taza de agua caliente por cucharadita de la raíz rallada. También le puedes añadir una bolsita de té y una cucharada de miel para endulzar (ideal para antes de ir a dormir).

Haz un caldo con cabalabín y borraja en partes iguales y bebe varias veces al día. Ambas verduras suavizan las mucosas.

Prepara un jarabe antibacteriano con dos cebollas hervidas en medio litro de agua por 20 minutos. Agrega 3 cucharadas de azúcar moreno y mezcla bien. Bebe el líquido resultante a lo largo del día.

Otra opción con cebolla es triturar una pelada con dos cucharadas de miel. Cuela y mezcla 3 cucharadas diarias (mañana, tarde y noche).


//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Prepara una infusión de tomillo con una taza de agua y 1 cucharada de hojas secas de la planta. Cuela y agrega el zumo de medio limón y una cucharada de miel. Algunos optan por hacer gárgaras con la infusión.

Ya que hablamos de gárgaras, puedes hacerlas con la siguiente preparación: 1 taza de agua hervida y el zumo de un limón. Espera a que esté a temperatura ambiente antes de usar.

Consume piña al natural o prepara un zumo o batido con esta riquísima fruta que tiene la propiedad de revitalizar los tejidos de las cuerdas vocales.

disfonía3

La salvia y el llantén son dos plantas que reparan las mucosas. Haz una infusión con una cucharada de cada una y ½ litro de agua. Deja reposar, filtra y usa para gargarismos.

Haz un caldo con 2 puerros grandes cortados en rebanadas y 1 litro de agua cocidos durante 20 minutos. Bebe a lo largo del día.

En un recipiente mezcla una cucharada de aceite de oliva, dos cucharadas de miel y una de zumo de limón. Consume de inmediato. Repite 4 veces al día.

En un vaso coloca el zumo de un limón, 125 ml de agua y ½ cucharadita de bicarbonato de sodio. Mezcla bien y bebe de un sorbo.

Pela 200 gramos de zanahorias, corta en rodajas y cocina 10 minutos en agua. Cuela y bate en la licuadora junto a 1 cucharada de miel.

Haz un té con 1 cucharada de hojas de eucalipto y una taza de agua hirviendo. Deja pasar unos minutos para refrescar. Cuela y haz gárgaras.

En un cazo pon ½ litro de agua y 1 cucharada de cebada. Cocina 15 minutos. Cuela y agrega 1 cucharada de miel. Haz gárgaras con esta preparación.

Extrae el zumo de una taza de moras y mezcla con una cucharada de miel. Agrega un poco de agua caliente y bebe por las noches.

La próxima vez que empieces a padecer ronquera y sientas que la voz comienza a alterarse no dudes en probar cualquiera de estos remedios caseros.

Para ver la entrada completa haz click aquí: Remedios Caseros para la Disfonía – De Nuestro Blog www.SiendoSaludable.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s